Logros del proceso de liberalización de la economía

A. Inversiones Extranjeras Directas (IED)

Con la puesta en marcha de la tercera generación de las reformas (reestructuración de la economía financiera y saneamiento del sistema bancario), Marruecos apuesta por la iniciativa privada, en especial las IED para promover un desarrollo sustentable y generar empleos.

De hecho, las IED, creativas de empleos o de gran índole en materia de aportación de divisas, constituyen una de las principales prioridades del gobierno marroquí. Las IED se han consolidado en seguimiento a la política de privatización organizada a partir de 1993. Con el fin de establecer las condiciones necesarias propicias a atraer las IED, Marruecos puso en marcha una serie de reformas estructurales:

Adopción de un marco jurídico institucional propicio al Acta de investir:

El Gobierno de Su Majestad el Rey Mohammed VI consintió los esfuerzos necesarios para poner en marcha las medidas incentivas destinadas a promover y proteger las inversiones, con atención particular a las IED. Este marco incentivo conlleva las condiciones necesarias para atraer los inversionistas potenciales en la medida en que les garantice la protección de los dividendos de su capital y les permite aprovechar de unas condiciones específicas en materia de reducción de los costos de producción.

A condición de invertir un monto rebasando el 200 millones de Dirhams o asegurando 250 puestos de empleo, el inversor mediante un contrato suscrito entre el y el Estado, goza de ventajas fiscales, exención arancelarias y medidas especiales en el ámbito regional.

Marruecos adoptó leyes que ofrecen protección total a las inversiones. Además de su adhesión a la OMC, Marruecos ha concluido con numerosos países convenios acerca a la protección de las inversiones y a la no doble imposición. El régimen de la propiedad privada es garantizado por la Constitución. La Carta de inversión establece una Comisión de inversiones que tiene por tarea de estatuar sobre los escollos administrativos que encaran los proyectos de inversión. La comisión de inversión aprueba los contratos de inversión firmados entre el Estado y el inversor. Desde 1996, existe una Dirección de Inversiones especializada en la promoción de Marruecos como destinación de IED.

Consolidación de la región como interlocutor del inversor:

Las autoridades marroquíes procedieron a la apertura de ventanillas regionales para facilitar los trámites y hacer acercar la administración de las preocupaciones del inversionista. El gobierno creó en las Wilayas (administraciones regionales) Centros Regionales de Inversión (CRI). El CRI ayuda el inversor a lo largo del proceso de creación de su empresa, hace valer las potenciales de la región y facilita los trámites del acta de invertir.

Promoción de una estrategia sectorial:

Consiente de la competición que trae la globalización y los TLC, el Gobierno puso en marcha una política incentiva destinada a promover los sectores que pueden aprovechar la posición geoestratégica y las ventajas que ofrece la economía marroquí. Ésa política se tradujo por la adopción de una serie de medidas con el fin de favorecer las inversiones para los sectores en los cuales Marruecos dispone de ciertas ventajas. La administración acompaña al inversor según las condiciones y las perspectivas de cada sector, en especial: industrias de transformación y montaje (maquiladoras), turismo y agricultura.

Industria de ensamblaje y montaje (Maquiladoras):

Con el fin de hacer valer su proximidad de Europa y sus relaciones económicas con el mundo árabe y África, Marruecos despliega esfuerzos para posicionarse como país atractivo por las maquiladoras. Los resultados de esta política arrojan que 2500 sociedades, con un volumen de negocios de 29 mil millones Dhs, se han establecido para aprovechar de esta política sectorial. Los sectores que han atraído las maquiladoras son principalmente las industrias de textil, electrónica, eléctrica, aeronáutica y automotriz.

Sector de turismo:

Marruecos puso en marcha un plan llamado PLAN AZUR destinado a atraer las IED en el sector de turismo. El Gobierno tiene previsto la creación de 6 estaciones balnearias con una capacidades de más de 82 mil camas.

Sector primario:

En Marruecos, la agricultura es un sector importante para el desarrollo económico y social. Con casi 1,5 millones de agricultores, el sector contribuye al PIB nacional con el 15% y genera casi el 40% del empleo. En ese sentido, fue puesto en marcha en abril de 2008 el Plan Marruecos Verde (PMV) que tiene como objetivo hacer de la agricultura una palanca para el desarrollo socioeconómico en el país. Esta estrategia se encuentra en la continuidad de varios proyectos importantes a nivel nacional, tales como la creación de empleo, la lucha contra la pobreza y la protección del medio ambiente.

La estrategia se basa en un enfoque integral que abarca todos los sectores y se basa en dos pilares principales: la agricultura moderna y la agricultura solidaridad.

El primer pilar es el desarrollo de la agricultura moderna, con alta valor agregado y responde a los estándares internacionales. Este nivel de productividad ya se inició mediante la inversión pública y/o privada, que permitió la creación de nuevas estructuras y modelos industriales estratégicos.

El segundo pilar, que está destinado a los pequeños agricultures, tiene como objetivo desarrollar un enfoque de solidaridad orientado hacia la lucha contra la pobreza y la diversificación de las fuentes de ingreso de las poblaciones rurales más vulnerables.

El PMV también incluye la dimensión del desarrollo sostenible y el cambio climático a través de la promoción de la agricultura resistente a los impactos del cambio climático. Se prestó especial atención a la conservación de los recursos naturales a través de la adopción de las medidas de respuesta adecuadas. El PVM ha permitido lograr resultados importantes a medio plazo, particularmente, el aumento de la inversión de 6,4 mil millones de dirhams, la creación de 3.500 DH/Ha de valor añadido para la agricultura de riego y la siembra de más de 400.000 hectáreas de alto valor, etc. 

En el marco del desarrollo del riego, Marruecos elevó la superficie irrigada, desde el inico del PMV en 2008, de 60.000 hectáreas a 1,6 millones de hectáreas en menos de 10 años. En ese mismo marco, el país ha hecho del cambio climático una prioridad la adaptación mediante la inclusión de la protección del agua, con una meta de ahorrar 1,4 mil millones de metros cúbicos por año. Estos ahorros permitir la expansión de la superficie de regadío de 550.000 hectáreas adicionales, y sin bombeo adicional.

Impulsión de una serie de TLC:

Con el fin de insertar la economía nacional en el proceso de la globalización, Marruecos despliega esfuerzos para negociar y suscribir acuerdos internacionales y regionales destinados a promover la apertura al comercio y a las inversiones.

Miembro destacado de la OMC, Marruecos firmó, en 1996, un acuerdo de Asociación con la U.E que establece la creación, en 2012, de una Zona de Libre Comercio. Además de los TLC suscritos con un conjunto de países árabes (Jordania, Egipto, y Túnez, Turquía), Marruecos concluyó, en junio 2004, un TLC con Estados Unidos.

Con la integración regional y con la apertura sobre sus socios, Marruecos es uno de los países mediterráneos que tiene un estatuto avanzado de cooperación con la U.E, suscrito en 2008, para entablar negociaciones sobre la experimentación de un nivel avanzado de integración en el marco de su “política de vecindad”.