Energía y minas

 

ENERGÍA Y MINAS

Marruecos, país de larga tradición minera, conoce una actividad muy importante en el campo de la energía y la minería. Esta vocación minera se ve favorecida por la presencia de una estructura geológica variada y particulamente conocida por la concentración de muchas minas.

La diversidad y valor de los minerales explotados (los fosfatos y minerales basicos, piedras preciosas y minerales industriales) permitieron al sector minero marroquí jugar un papel importante en la economía nacional. Esta importancia se percibe a través de su contribución en el producto nacional bruto con alrededor de décima parte del PIB y el 22% de las exportaciones. La producción minera ascendió a 29,4 millones de toneladas en 2014 y sigue estando dominado por los fosfatos (90%), podicidas por el gigante mundial OCP. Este sector tiene impactos beneficioso sobre el desarrollo regional y rural, lo demuestra el número de puestos de trabajo directos y la participación en la lucha contra el aisalmento de zonas desfavorecidas mediante la construcción de infraestructura socioeconómica y educativo.

Otras minas, explotadas por sociedades privadas, producen hierro, cobre, zinc, plomo, magnesio y flúor. Los principales yacimientos se ubican en el Alto-Atlas y en la región oriental. El Estado interviene en la investigación y producción minera.

Marruecos adoptó en 2013, una nueva estrategia minera (con la excepción de fosfatos), fruto de un trabajo de colaboración entre los profesionales de la industria y el Departamento de Energía y Minas. basada sobre un diagnóstico profundido del sector minero,  y destacando sus fortalezas y debilidades y las oportunidades y amenazas que enfrenta, la nueva estrategia de la minería tiene previsto alcanzar los objetivos siguientes, en el horizonte de 2025:

  • triplicar el volumen de nogocios del sector a más de 15 mil millones de dirhams;
  • Multiplicar por 10 el volumen de inversión en exploración minera y la investigación a casi 4 mil millones de dirhams;
  • Duplicar el número de empleos generados por el sector a más de 30 000 puestos de trabajo directos;
  • Hacer del sector minero un modelo en el manejo de los aspectos sociales y ambientales;

Con los tres cuartos de las reservas mundiales (98% en el centro del país y 2% en el sur) y 70 mil millones de metros cúbicos, Marruecos es una de las principales potencias al nivel mundial respecto a la producción y exportación de fosfatos. Primer exportador mundial de fosfatos brutos, fertlizantes y ácido fosfóricoto, Maruecos es uno de los protagonistas estratégicos en el mercado internacional con una cuota de mercado de 28%.

La Oficina Jerifiana de los Fosfatos (OCP), grupo estatal, maneja la extracción, valorización, y comercialización de los fosfatos y productos derivados. 4 puertos (Casablanca, Safi, Jorf-Lasfar, Lâayoune) están especializados en el embarque de los productos del grupo.

La producción alcanza 32 millones de toneladas, la mayor parte se tranforma localmente bajo forma de ácido fosfórico y fertilizantes. El volumen de negocios en la rama de exportación registra alrededor de 47.7 mil millones de DH.

La recaudación generada por los fosfatos y sus derivados se estableció alrededor de 8 mil millones de DH lo que representa 20.2% del total de las exportaciones del país.

Con el objetivo de reducir la dependencia externa en materia energética, dado que Marruecos no posee fuentes de energías fosiles, y importa casi la totalidad de su enerigía para satisfacer la demanda interna, el pais ha decidido producir energias provenientes de fuentes limpias (hidráulica, eólica y solar),con estrategia de alcanzar la produccion de 42% de electricidad proveniente de energías verdes en el horizonte de 2020, y 52% en 2030.

En %

2009

2015

2020

Carbón

29%

39%

27%

Aceite de combustible

27%

19%

10%

Gas

11%

08%

21%

hidráulica

29%

21%

14%

Solar

0%

05%

14%

eólica

04%

12%

14%